jueves, 9 de julio de 2020

Tiramisú


Ingredentes: 3 huevos, 3 cucharadas de azúcar, 250 gramos queso Mascarpone, licor de almendras, cafe, bizcochos de soletilla, café o cacao soluble.

Elaboración: se pone una base de bizcochos de soletilla y, con una cuchara, se van remojando con café mezclado con un chorro de Amaretto o licor de almendras. Se cubre con la crema hecha con las yemas batidas con el azúcar, el queso y las claras a punto de nieve. otra capa de bizcochos y se finaliza con la crema. Se espolvorea con café soluble o cacao, al gusto y se deja reposar en nevera.

domingo, 1 de diciembre de 2019

Amelia


A mi sobrina Amelia porque se que lee con interés cuanto yo escribo, le dedico el siguiente verso. El autor.

Quisiera, sobrinita,
valiéndome de amaños
sacudir de mis hombros
la carga pesada de mis años

Camino fatigado bajo de ella
porque tanto me oprime y me molesta
que por la escabrosa senda de la vida
vaya a donde vaya, todo es cuesta

Pero no puedo sacudirla
tengo que resignarme con mi suerte
ya que la carga de los años
sólo se sacude con la muerte

Luis Sánchez
Bimenes, 7 marzo 1945

martes, 17 de septiembre de 2019

Carta



Quirós, martes 10 de mayo 1994

Queridísima hija Mari Tere: Ayer fue un día de verdaderos acontecimientos vividos emocionalmente. Recordaré, 9 de mayo lunes: Estaba yo citada al ambulatorio de Oviedo al cardiólogo para hacerme un electro y una radiografía, ordenado por la médico de aquí porque ya llevaba unos dás que, al caminar y subir la escalera, me fatigaba y luego unas palpitaciones tan fuertes que casi me hacían daño en el pecho y como sólo me auscultó aquí y no tienen más medios, ante la duda, me hizo ir a Ovedo, luego te explicaré.

Alquilé a Benito y me acompañó Pily la de Juan el liencero (q.e.p.d.) Salimos de casa a las cuatro menos cuarto de la tarde, porque la consulta era a las 5. Al llegar a Proaza, una taxista de Teverga, le dice a Benito que, si va a Oviedo, está cerrada la carretera en Trubia, (por lo de los obreros de Fábrica de Armas, que hace días andan en jaleos, como todo lo que hay ahora en este hermoso país), y fuimos por Las Xanas, camino que yo no conocía, accidentado y con peligro inminente a cada momento. Tenía el corazón en un puño pero conocí Tenebreo, Las Carangas,, Llabares, etc.,etc. Después de todo, un viaje imprevisto y, como el tiempo era bastante bueno, me gustó el panorama. Al llegar cerca de Oviedo Benito dijo que era problemático el aparcar cerca del Ambulatorio porque están en obras y como Julio, tu hijo, me había llamado por teléfono a mediodia, y que esperaba en el Ambulatorio, le dije que podía dejarnos y volverse a Quirós, que nosotras volveríamos con mi nieto y el dijo, encantado. Le quise pagar entonces, pero no quiso, dijo que lo haría en Bárzana, cuando viniese. Nos dejó un poquito atrás del Ambulatorio y ya, cogida a Pily, hicimos el camino. Allí estaba Julio que ya había preguntado planta y sitio del cardiólogo y, como a los 5 minutos de llegar, ya me llamaron. Entraron Julo y Pily conmigo; allá me indicaron bajarme la ropa hasta 1/2 cuerpo y como no llevé medias, fue más rápido. Me tendieron en una mesa y ya me acomodaron en muñecas y pies unos brazaletes y por el pecho, unos parchecitos, para hacerme el electro. Luego me pasaron a la sala de consultas y un médico, muy agradable, me auscultó, me tomó la tensión y el pulso y, de momento, dijo no veía nada de preocupación, que lo que si tenía era una depresión enorme, que ya se me reflejaba en la cara. Seguidamente me mandó a la planta 2ª para hacerme una radiografía,- que también me hicieron-, y luego a la planta 1ª para que dijesen que día había que ir a recoger los resultados, que es el jueves, por la tarde, a las 4. Ya quedó Julio de hacerlo. Bueno, esto asunto médico.

Seguido de allí fuimos a la cafetería de Las Salesas y nos tomamos un cafetito. Julio se fue al Naranco por el coche y nosotras fuimos hasta la Iglesia San Juan, Iglesia de muchos recuerdos para mi. Hicimos un recorrido por ella, saludamos a Santa Rita y salimos camino hasta la estación del Norte que nos esperaba Julio; eran las 7 de la tarde. Pensé, de momento, ya que me sentía animada y había salido de casa, les dije: ¿y si fuésemos a Grado a ver la panadería de Javi? y dicen, pues sí. pero al llegar un poquito más abajo de Sograndio, dicen está cortada la carretera a La Coruña y a Proaza, Teverga y Quirós, no veas la caravana que había. No se que Km., una hora larga esperando. Pasó una ambulancia a todo gas, con unos heridos; habían incendiado un autocar de Jano donde las 3 vías, ó 2. Se veía un jaleo por allá donde el cruce y por donde el paso a nivel del tren, humareda, tiros, detonaciones, no se. Al fin abrieron paso a la carretera que va a Grado (o sea la de Coruña) y ya, como la tortuga, un poquito, parar, otro poquito, parar...y al fin llegamos al final del puente, por las casas donde vivieron Moure y Fuentes y allí si que era el símbolo de la guerra. Desde un prao, guardias o policías, no se, lanzando gases lacrimógenos-(que de allá arriba nos parecían cohetes o bengalas) - ¡ya...ya...! disparos de pelotas de goma. Unos motines de gente, de pánico y dice Julio: ahí traen a un detenido. Y ya los vemos pasar, tras una moza llorando; dice, ahí traen otro...una mujer gritando e insultando al conductor de una pala que había ido a quitar los escombros del autobús quemado. Y la caravana de coches que tenía que ir por la carretera a Proaza, Teverga y Quirós sin poder pasar.

Al fin nos fuimos a Grado y les dimos la sorpresa. Es precioso todo. Moderno, elegante, colocada la estantería con gusto exquisito, un mostrador precioso, expuestos los pasteles, etc., etc.,la maquinaria modernísima, todo tan organizado, limpísimo y estupendo. La familia de Marta allí, echándoles una mano; que ya habían estado Enrique y Conchi también limpiando el sábado. Pily, Yolanda y Conchi, guisando carne para las empanadas. Margarita y María también limpiando, así que, el sábado, aún sin dar publicidad, ya vendieron. El domingo bastante más y ayer lunes que habían hecho una ventina buena. Allí estaban el hermano de Marta, la hermana, que ayuda a despachar, un amigo de ellos, el novio de Covi y luego llegó la madre. También el dueño del local y la mujer, muy agradables. Compré unas bandejas de variedad, unas pastitas de té, muy ricas, y pan. Pily compró pan y una bolsa de suspiros. Estaba encantada y admirada de como lo tenían todo. Javi estaba durmiendo. Fuimos a ver el piso también, muy bonito. Él apenas se enteró, pero decía Pily, la nuestra, que hablé con ella por la noche (serían las 12), que el sábado le dio pena de él, que estaba nerviosísimo y pálido, que le saltaban las lágrimas ¡¡pobre crio!! nada más que tengan suerte. Marta, tan delgada, pues adelgazó más ¡para ella reconocerlo! A ver si pasan estos primeros días y luego ya se organizan, pues lo necesitan. Ahora lo que tienen que intentar es ponerse en contacto con establecimientos, Bares y Restaurantes o casas de comidas para suministrarles pan. Ya quedaban de ir a Avilés a ver si podían encontrar para algo así como puestos de venta. Ya pido a Dios tengan suerte, que se la merecen.

Bueno querida, ya ves que día de circuito me hice y con bastante serenidad, que bien pensé no podría, pero esta vez si lo superé, aún cuando parecía y aún siento como  el corazón apretado y estrujado como una esponja y me hace daño.

Regresamos sin tráfico por la carretera y llegamos sobre las 11 y 1/2 de la noche. Un cafetín con leche y a la cama.

Esta mañana, a las 12, fui a la consulta a ponerme la inyección. Les llevé unos pasteles y pastas de té a la médico y A.T.S. para que probasen los productos de mi nieto, y un poquito de pan. También di a Zulima la de Paco el Barbero y a Alejandro el de la panadería de aquí, un pastel relleno de crema para el desayuno. Los suspiros y magdalenas que hacen, también riquísimos.

No te quejarás ¿eh? ya te lo pongo lo más detallado posible. Si ves alguna falta de ortografía perdónamela, pues ya se me van olvidando las cosas.

Julio estos días está aquí pues con lo de la vuelta ciclista que pasaban por Cangas de Onís para Los Lagos y no tenían clase. Irá el jueves y el viernes tampoco tiene clase porque es el día del Profesor, por lo visto.

Hoy encendí la cocina casi a las 12 y 1/2 pero hice vainas con tomate, jamón y patatitas cuadradas fritas y huevo duro. Unas patatas fritas a la inglesa y unas chuletas de cerdo fritas y lechuga. Él comió, yo ni lo probé. Me tomé un tazón de café y leche, estoy completamente desganada.

Bueno corazón, no te quejarás. Saluda por ahí a los conocidos y para tí muchisisimos besos de quién te recuerda y quiere, mamá.



lunes, 16 de septiembre de 2019

Cartas de la abuela Gloria



Quirós, hoy día 13-2-96

Querida y recordada hija: Todos los días hago el propósito de escribirte y se me pasa por falta de energía, pues llevo una temporada de baja presión- en fin, 89 años repercuten-, aun cuando los análisis que me han hecho este día acusan una vitalidad y salud inigualables; sólo un poquito alto el ácido úrico y la urea, por lo demás, todo inmejorable. En fin, lo que me atormenta son los pinzamientos que atacan a la pierna izquierda, pero cosas hay que tener algo y a mi me toca esto ¡¡paciencia!! y a seguir luchando por los garbanzos.

Mi cumpleaños inolvidable. Todos me agasajais y obsequiais mas que merezco, tú la cestita de cosmética - ¡vaya preciosa! -, Pily un libro, Margarita una flor, don Jesús el Señor Cura, una planta interior preciosa, con sus tiestos, el de ella y otro para ponerla dentro. Mi médica y Pily de Juan un bastón precioso. Dice Pily es como los que usaban las Sras. antiguas para presumir. Y no se que más. Chony un mantelito individual, en fin, telefonazos incontables, no pensé que mi humilde persona tuviese tal resonancia. Julio, tu hijo, cosas prácticas del hogar. Javi y Marta un alfiler de plata con mi nombre, y así sucesivamente; medias de descanso, etc., etc. Marta, la amiga de Gema, una chaqueta de punto, preciosa. Bueno, esto parece una lista comercial. Por lo demás, todo bien.

Ya se que, con este tiempo tan desquiciado, habeis tenido ahí unos temporales malos para el contento del personal y que a tí te afectó bastante a tus huesos y lumbago. Todos tenemos un ¡ay! A mí, para este tembleque de la pierna - que dicen es origen de los pinzamientos-, me dio la médica un tratamiento que empecé ayer, día 12, y parece va bien y con una cápsula tranquilizante al acostarme, me hizo dormir hasta las 10 de esta mañana.

Supongo recordarás el día 13 de febrero hace 23 años; estabamos en el Hospital de Oviedo con Cari, que nació Julio José y nevaba. Hoy está también con viento, lluvioso y frío. La nieve se ve en los riscos de las montañas.

Ya creo te conté lo de Celo y la mujer que se fueron al río Nora y se mataron, aun cuando él ya iba muerto porque le dio un derrame cerebral. Victor el de Coañana, el de la Vda., 60 años, de cirrosis. Lo trajeron a Coañana al funeral y lo llevaron nuevamente a Gijón a incinerar y lo trajeron, (sus cenizas), a un prao en Coañana.

La criatura de los de Miro será a finales de este o primeros de marzo. Ya iba "enforná" cuando se casaron. El chaquetín y calzos gustaron muchísimo y les emocionó; que ya te tocará "xingar" lo que sea en las vacaciones. Están locos de contentos.

Bueno, no continúo. No se si lo entenderás pues tengo un poco de tembleque en la mano. Sigue lloviendo y hace frío. Yo tengo la cocina a tope. Julio se fue a las 7 de la mañana para Tineo; se trae un señor catarro y faringitis. Tiene fiebre casi todos los días pero no hay quién le haga pedir la baja y estarse una semana de cama, no señor, así que le quedará todo crónico. Luis viene los fines de semana. Aún no se le resuelve la papeleta del divorcio. El día 15 tiene que volver a Pola de Lena, lo tienen citado para ese día. El hombre se le ve preocupado, aún cuando ha mejorado bastante.

El domingo me animé y fui a Grado con Julio, al entierro del padre de Marta. Había una manifestación imponentísima de gente. Van, poco a poco, superándolo.

Bueno, en este momento llega Julia con el correo así que hoy no la puedo mandar y me trae carta de Mª Jesús, con las fotos de los "Rios secos". Están muy bien. Dile la recibí, que escribiré un día de estos, que muchísimos recuerdos, besos y abrazos. Que me acuerdo mucho de todo eso y más de las personas tan majas, encantadoras y acogedoras que son.

Otro día más... estuvo la de Miro a enseñar el chaquetín y los calzos a Pily la de Juan. Les encanta, desde luego es precioso

Muchísimos besos, sabes te quiere como lo que eres y te recuerdo muchísimo. Besos, repito. mamá.

Hoy, día 16-2-96

Querida hija: Después de escrito eso que va ahí, anteriormente, hoy, como Julia la cartera no pasó por aquí a recogerla, acompaño estas líneas con el triste acontecimiento habido.

El día 13, noche terrorífica, dantesca, no tiene nombre, aún resuenan en mi oído los gritos estridentes de Nélida (no era para menos, desde luego) porque, aunque no se tuviese corazón, era penosísimo todo. Él subió al tejado, se colgó del canalón y se dejó caer al aglomerado que hay por donde la cárcel; eso dicen, yo no lo vi. Luego la gritería, la gente correr. Médico, ATS, Guardia Civil, la ambulancia, noche oscura, luces, lloviendo, nevando en los altos, un frío, tanto de fuera como en el alma...algo horroroso, me entró un desfallecimiento, una depresión horrible. Vino la médica, no me dejaron ir al Rosario ni a nada. A Nélida y a Santiago ya los había visto por la mañana; estuve un poco allí pero Nélida estaba bajo un sedante, Santiago como una momia, totalmente ido. Jandri estaba para Oviedo con el cadáver. Estoy aún bajo los efectos del nerviosismo, no se si lo entenderás, no soy a concentrarme. 

El entierro, ayer 15, un acontecimiento apoteósico. Cantidad inconmensurable de coronas, flores. Yo le mandé unos claveles. El entierro como ya hacía muchisísimo que no se veía aquí. Lo llevaron a hombros los amigos, turnándose y el señor cura detrás, lentamente todo desde la casa hasta la Iglesia y después 2 funerarias de la Iglesia hasta el cementerio, en una él y en otra las flores y las coronas. Algo de imborrable recuerdo, desde luego.

Dicen (sin comentarios), que el resultado de los análisis acusaban leucemia y él se había enterado. Eso es una habladuría secreta particular que dijo un médico al decirle los síntomas que había tenido cuando lo ingresaron, hacía casi un mes largo. El caso es que fue y fue terrible.

Bueno, si hay alguna otra noticia ya te lo comunicaré.

Cueto ya tiene nuevo domicilio y viven, como dice él, el matrimonio y me dio su dirección y teléfono para que te lo comunique hasta que él te mande no se qué. El teléfono dice lo estreno para llamarme y preguntar también por lo de Daniel (q.e.p.d.) que leyó la esquela Mª José. Ya le conté el suceso; quedó de piedra el hombre, como estamos todos. De aquí ya te digo vinieron Marta y Javi, Luis y Julio. Comieron aquí: ensalada, berzas, pollo y café. Estaba Mª José con su marido y el neno Pelayo. Esos quedaron aquí conmigo. De Barcelona mandaron un telegrama y Cari había hablado con Belarmina, la hermana de Nélida. Pily y Mariano una tarjeta por correo, creo, pues Pily ese día tenía a la jefatura en el despacho y Mariano de médico.

No sigo, encanto, estoy con unos nervios horrorosos, me tiembla todo el cuerpo y casi no soy con el boli. Vendrá luego el Sr. Cura a tomar el cafetín. Estuvo también anoche con Julio, Pily la de Juan y yo, todos bajo el prisma de angustia por los acontecimentos tan tétricos.

Saludos por ahí a los conocidos y cuando pueda escribiré a Mª Jesús. Las fotos preciosas. ¡Vaya Río Seco con tanta agua!

Besos, besos, besos, miles de besos. Te quiere mamá.